Identificación y diagnóstico del virus de inmunodeficiencia humana

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se transmite habitualmente a través de relaciones sexuales, al compartir material para drogas por vía intravenosa, y por transmisión de madre a hijo que puede producirse durante el parto o la lactancia.

Esta es una enfermedad causada por el virus de la inmunodeficiencia humana del tipo 1 (VIH-1), así como del tipo 2 (VIH-2). Ambos son retrovirus de la familia Retroviridae, género Lentivirus.

Los pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana pueden presentar signos o síntomas de cualquiera de las fases de la infección por tal virus. No hay signos físicos específicos de la infección por el VIH. Los signos suelen estar relacionados con enfermedades o infecciones oportunistas.

¿Eres capaz de identificar y diagnosticar la infección por el virus de inmunodeficiencia humana, aplicando buenas prácticas clínicas y las guías más recientes?

¡Actualiza y evalúa tus conocimientos con este Mini-Test Clínico!


Pregunta 1

Según los Centers for Disease Control and Prevention, ¿cuál de estas recomendaciones es correcta para el cribado del VIH en homosexuales, bisexuales y hombres que tienen sexo con hombres?

Bases para la respuesta

En Estados Unidos, la tasa de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana es más alta en personas de raza negra (44.3 casos por 100,000 personas). La prevalencia es alta también en latinoamericanos (16.4 por 100,000 personas). Estos elevados índices se deben a factores socioeconómicos, más que a predisposición genética.

En los países desarrollados la infección por el VIH es mucho más frecuente en hombres. En 2015, en la Unión Americana, 81 % de los diagnósticos de infección por virus de inmunodeficiencia humana en adultos y adolescentes correspondía al género masculino.

Los datos más recientes indican que 70 % de las nuevas infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana se producen en hombres homosexuales, y que las mujeres heterosexuales infectadas son casi el doble que los hombres heterosexuales infectados.

Los hombres que tienen sexo con hombres siguen presentando una probabilidad mucho más alta de contraer la infección por el VIH que las personas heterosexuales, a pesar de un descenso notable de la infección en estos grupos de población en los países occidentales. La aplicación de la profilaxia previa a la exposición en Europa Occidental, Norteamérica y Australia, ha reducido mucho las tasas de transmisión en los hombres homosexuales en estas regiones.


Pregunta 2

Según las guías de los Centers for Disease Control and Prevention, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es correcta respecto de las pruebas diagnósticas del virus de la inmunodeficiencia humana?

Bases para la respuesta

Las guías actuales de los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan realizar una evaluación inicial mediante un inmunoanálisis antígeno-anticuerpo que detecte anticuerpos para el VIH-1, anticuerpos para el VIH-2 y antígeno p24 en VIH-1 para diagnosticar una infección establecida y una infección por VIH-1 aguda. Si los resultados son negativos no es necesario realizar más estudios.

Las muestras positivas en el inmunoanálisis inicial y negativas o indeterminadas en el análisis de distinción entre anticuerpos para el VIH-1 y el VIH-2 deben someterse a un análisis de ácido nucleico. Las muestras positivas en el inmunoanálisis se deben analizar mediante un inmunoanálisis adicional de anticuerpos que distinga los anticuerpos para el VIH-1 de los anticuerpos para el VIH-2.


Pregunta 3

Según los Centers for Disease Control and Prevention, ¿cuál de estas recomendaciones es correcta para el cribado del VIH en homosexuales, bisexuales y hombres que tienen sexo con hombres?

Bases para la respuesta

Los Centers for Disease Control and Prevention reevaluaron las guías y determinaron que es recomendable el cribado del VIH anual sistemático en hombres que tienen sexo con hombres. No obstante, en algunos hombres que tienen sexo con hombres sexualmente activos asintomáticos puede ser apropiado un cribado más frecuente basado en los factores de riesgo individuales, la epidemiología local del VIH y los protocolos locales.

Los hombres que tienen sexo con hombres que realizan profilaxia previa a la exposición deben practicarse análisis cada 3 meses, con análisis inmediatos si presentan signos o síntomas de infección aguda.

Los hombres que tienen sexo con hombres y refieren exposición sexual reciente de riesgo alto o síntomas de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana deben realizarse análisis inmediatamente.


Pregunta 4

¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta en relación con las tres fases diferenciadas de la infección por el VIH (seroconversión aguda, infección asintomática y síndrome de inmunodeficiencia adquirida)?

Bases para la respuesta

Cuando el sistema inmunitario se halla tan afectado que empiezan a aparecer infecciones oportunistas, se considera que la persona tiene síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). En Estados Unidos, por motivos de seguimiento y vigilancia también se utiliza una cifra < 200 linfocitos CD4+/mm3 para diagnosticar SIDA, aunque algunas infecciones oportunistas pueden aparecer con > 200 linfocitos CD4+/mm3 y algunas personas con < 200 linfocitos CD4+/mm3 pueden permanecer relativamente sanas.

La seroconversión puede tardar semanas y hasta varios meses. En esta fase, la carga viral es generalmente muy alta y la cifra de linfocitos T CD4+ disminuye de forma brusca.

Al aparecer anticuerpos contra el VIH y respuestas de linfocitos T CD8+, la carga viral disminuye a un estado estacionario y la cifra de linfocitos T CD4+ vuelve a cifras normales, aunque algo por debajo comparado con el periodo anterior a la infección. Durante esta fase puede haber síntomas como fiebre, pseudogripe, adenopatías y exantema. Estas manifestaciones aparecen en aproximadamente 50 % de las personas infectadas por el VIH.

No hay datos científicos concluyentes de la efectividad del inicio temprano del tratamiento en el periodo asintomático. No obstante, se sabe que el inicio muy tardío del tratamiento se asocia a una respuesta menos efectiva y consigue un grado más bajo de reconstitución inmunitaria. Por estos motivos, muchos expertos creen en el efecto favorable teórico del inicio precoz del tratamiento, que es el fundamento de la recomendación para iniciar la terapia temprana independientemente de la cifra de linfocitos T CD4.


Pregunta 5

¿Cuál de las siguientes se considera una infección oportunista frecuente en las personas con infección por el VIH?

Bases para la respuesta

Las enfermedades e infecciones oportunistas son las siguientes:

  • Candidiasis bronquial, traqueal o pulmonar.
  • Candidiasis esofágica.
  • Cáncer de cuello uterino invasivo.
  • Coccidioidomicosis diseminada o extrapulmonar.
  • Criptococosis extrapulmonar.
  • Criptosporidiosis intestinal crónica (> 1 mes de duración).
  • Enfermedad por citomegalovirus (distinta de hepática, esplénica o ganglionar linfática).
  • Retinitis por citomegalovirus (con pérdida de visión).
  • Encefalopatía por el virus de la inmunodeficiencia humana.
  • Herpes simple: úlcera o úlceras crónicas (> 1 mes de duración) o bronquitis, neumonitis o esofagitis.
  • Histoplasmosis diseminada o extrapulmonar.
  • Isosporiasis intestinal crónica (> 1 mes de duración).
  • Sarcoma de Kaposi.
  • Linfoma de Burkitt (o término equivalente).
  • Linfoma inmunoblástico (o término equivalente).
  • Linfoma cerebral primario.
  • Infeccióndiseminada o extrapulmonar por complejo Mycobacterium avium o infección por Mycobacterium kansasii. 
  • Infección por M. tuberculosis en cualquier localización (pulmonar o extrapulmonar).
  • Infeccióndiseminada o extrapulmonar por otras especies o por especies no identificadas de Mycobacterium.
  • Neumonía por Pneumocystis. 
  • Neumonía recurrente.
  • Leucoencefalopatía multifocal progresiva.
  • Septicemiarecurrente por Salmonella. 
  • Toxoplasmosis cerebral.
  • Síndrome de emaciación por infección del virus de inmunodeficiencia humana.

Adaptado de: Dr. Michael Stuart B. Fast Five Quiz: Medscape. 2019